Loading...
Compartir Esto:

Esta tabla de tareas domésticas te dirá cuáles son las ideales para tus hijos según su edad.

Acorde a su edad, los niños deben tener responsabilidades pues estas ayudarán en su formación y crecimiento. Además, serán más disciplinados y aprenderán que es necesario el cumplir con ciertas normas, mismas que existen en todas partes. Ellos obtendrán mayor autonomía e independencia. La forma más sencilla con la que podemos iniciar es atribuirles ciertas tareas en el hogar, claro, acorde a su edad para evitar accidentes o que se lastimen.

Beneficios de dar responsabilidades a los pequeños

  1. Ayuda a que adquiera mayor seguridad en sí mismo.

Cuando se hace partícipe a los niños en algunas tareas, ellos perciben el gesto de confianza y se sienten más valorados, esto estimulará su seguridad y favorecerá su autoestima.

  1. Facilita la instauración de hábitos. 

Los hábitos no sólo dan más seguridad a los niños sino que permiten a cualquiera organizarse mejor. Además, estudios revelan que aquellos que tienen hábitos suelen tener mejor aprovechamiento académico pues su pensamiento lógico se ve favorecido y mejor desarrollado. Involucrarlos en las tareas del hogar es crearles hábitos saludables.

  1. Favorece y ayuda a desarrollar mejor las habilidades motoras. 

Actividades tan sencillas como recoger los juguetes, hacer la cama, poner la mesa o vestirse, son excelentes tareas para favorecer la coordinación motora (coordinación ojo-mano y movimiento agarre-sujeción) de los niños y estimular el equilibrio.

  1. Potencia el sentido de organización. 

Los niños que desde pequeño tienen responsabilidades y que estas a su vez se convierten en hábitos, suelen ser más organizados, dicha organización se refleja en un buen aprovechamiento escolar y en el futuro en un mejor rendimiento profesional.

  1. Estimula la capacidad de colaboración. 

Al involucrarlos en las tareas del hogar no sólo se sentirán en un ambiente de confianza, útiles y necesarios, sino que también se sentirán parte de un equipo, desarrollando así su habilidad para trabajar de manera colaborativa y seguir instrucciones.

3 claves para involucrar a los niños en las tareas domésticas

1. Ármate de paciencia:

Por su edad, tus hijos no harán las cosas tan rápido y bien como tú, quizás no ha puesto la atención necesaria a como se hace o no ha desarrollado aun las habilidades que esa tarea demanda, es por eso que lo mejor es tener la paciencia necesaria, no gritarle, no decirle que lo ha hecho mal y a cambio de ello sólo con sutileza muéstrale la forma correcta luego de reconocerle su esfuerzo. Quizás no lo ha hecho como tú deseabas pero finalmente él ha puesto esfuerzo y si deseas que mejore, hazle comentarios positivos, los negativos solo lo harán perder la seguridad en sí mismo y que no desee intentarlo nuevamente. ¡Cuidado con las palabras hirientes!

2. Adapta las responsabilidades a su edad:

Todo lo que realizamos requiere de diferentes habilidades y estas se van desarrollando según nuestra edad. De pequeños algunas les serán más fáciles que otras, dependiendo de que tan bien tengan desarrollada la coordinación, no exijas más de lo que en realidad puede, pues sólo terminarás frustrándolo y haciéndole creer que no es capaz cuando en realidad sólo no está preparado aun. Ajusta sus tareas según su edad y así evitarás que pierda la confianza en sí mismo.

3. Enséñales cómo se hace:

Antes de cualquier tarea, debes mostrarle como se hace, de lo contrario todo terminará mal. Se sutil y amable y solo hasta que él te diga que ya puede hacerlo, dale la oportunidad, recuerda que es de humanos equivocarse así que no lo presiones y motívalo a volverlo a intentar hasta que le salga bien.

Tabla de actividades domésticas por edades (No olvides guardarla)
A continuación te mostraremos una tabla que sugiere algunas actividades que tu hijo puede realizar en el hogar según la edad que tenga. Recuerda que todos los niños crecen a un ritmo diferente, antes de ponerla en práctica no olvides tomar en cuenta  las tres claves para involucrarlos que te hemos descrito anteriormente.

Etapa de menor

Etapa media

2-3 años. Ya es capaz de juntar sus juguetes y colocarlos en su lugar, comer solo, tirar cosas a la basura, regar las plantas y llevar su ropa a la habitación.

4-5 años. Es capaz de vestirse solo aunque quizás necesite de ayuda para abrochar algunos botones o subir un cierre, también puede asearse, poner la mesa, darle de comer a la mascota y fregar los platos con supervisión.

6-7 años. Puede hacer la cama, organizar su escritorio, preparar su mochila, pasar la aspiradora y quitar el polvo de los muebles.

8-9 años. Es hora de tomar un baño solo, limpiar el suelo, cuidar la mascota, preparar el desayuno u otro plato sencillo con supervisión, servirse cereal es un ejemplo.

10-11 años. Será capaz de limpiar su habitación, sacar la mascota, limpiar el jardín, tender la ropa y cuidar de un hermano menor.

12 años en adelante. A esta edad puede sacar la basura, hacer la compra, limpiar la cristalería y coser un botón.

Involucrarlo en dichas tareas puede ser de gran ayuda tanto para él como para ti. Hazlo sentir parte de y sobre todo valioso. Nunca le digas que no es capaz de hacer algo, enséñale con amor y su aprendizaje se verá realmente favorecido.

Si tienes pequeños los invitamos a visitar la revista digital  “Etapa Infantil”, un lugar donde abordan prácticamente todos los temas relacionados con la infancia, la educación, la salud de los niños, el ocio y la gran hazaña de criar a los pequeños.

Compartir Esto:
Loading...