Historias

Perro se escapa de casa cada día tras la muerte de su dueño – Un día el hijo se harta y lo sigue

Loading...
Compartir Esto:

Desgraciadamente, se lo que es perder una mascota porque lo he vivido.

Es sin duda, de las peores sensaciones, y aún más cuando has pasado tanto tiempo con ella, convirtiéndose en un pilar fundamental en la familiaSu pérdida es realmente desoladora.

Pues en la situación opuesta, ocurre exactamente lo mismo.

En enero de 20107, Cesur perdió a su dueño. Tras pasar dos años en compañía de Mehmet Ilhan, el hombre, de 79 años de edad, falleció.

Su fiel perro se quedó destrozado. Mehmet había muerto en un hospital cerca de su casa, en Bursa, Turquía. El hombre llevaba años sin movilidad en el cuerpo por una grave enfermedad.

”Debido a la enfermedad de mi padre y su parálisis, había desarrollado una relación muy especial con el perro. Cuando mi padre estaba en el hospital, en sus últimos días, Cesur dejó de comer”,cuenta su hijo, Ali, a The Dodo.

Cuando el cuerpo de Mehmets volvió del hospital, su leal perro estaba todo el tiempo con él, se negaba a moverse de su lado.

Cesur fue quien lideró el camino cuando se formó la procesión que llevaría el ataúd al cementerio.

Durante la ceremonia de entierro, el perro se sentó junto al ataúd de su dueño, sin levantar la cabeza ni un solo segundo.

”Nadie podía acercarse a él o moverlo hasta que mi padre estuvo enterrado”comenta Ali sobre el comportamiento del perro.

Cesur también fue testigo del momento en el que su dueño fue enterrado.

Tras la muerte de su dueño, Cesur vive ahora con el Ali, pero es obvio que Cesur aún sigue echando de menos a su dueño.

Unas semanas más tarde, Ali se enteró que Cesur se escapaba de casa cuando él estaba trabajando.

Un día Ali decidió quedarse en casa para seguir al perro y poder averiguar a dónde iba cada mañana.

Cesur emprendió sus pasos hacia el cementerio para visitar a su anterior dueño. Ali lo siguió hasta ver cómo se paraba frente a la tumba de Mehmets.

”Los trabajadores del cementerio dicen que lo primero que hace Cesur por la mañana es visitar la tumba de mi padre”, cuenta Ali.

Nadie sabe cuándo Cesur se recuperará de su tristeza, pero mientras tanto está en las buenas mano del hijo de su querido dueño, que lo cuida con todo el amor de mundo.

”Cesur siempre ha sido un buen perro y ángel salvador. Conmigo tiene su hogar ahora”, dice Ali.

Si alguien te dice que los animales no tienen sentimientos, ¡no olvides COMPARTIR esta conmovedora historia con ellos!

 

Compartir Esto:
Loading...

You Might Also Like