Curiosidades

La sórdida historia secreta de incesto en la familia Kardashian. Todo comenzó con el padre de Kim

Loading...
Compartir Esto:

Robert Kardashian nunca se arrepintió.

Por fin tenemos una explicación para todas las controversias en que las Kardashians acaban metidas: lo llevan en la sangre. El autor Jerry Oppenheimer dedica su vida a investigar a las celebridades como ellas, pero se guardó bastante tiempo en secreto (más de lo que hubiera podido callármelo yo) su descubrimiento más sórdido sobre la familia más famosa de Estados Unidos.

El divorcio de Robert Kardashian y Kris fue una pesadilla.

La pareja mantuvo a sus hijos mayormente al margen del conflicto, pero apenas estaban a puertas cerradas volaban platos metafóricos y literales— Kris estaba furiosa. Y no sólo porque su esposo había decidido dejarla.

Robert tenía un nuevo amor: Denice Halicki.

Denice había perdido recientemente a su esposo, Henry Bligh Halicki, un actor, escritor y director famoso por filmar atrevidas escenas sin usar dobles, lo que acabó con su trágica muerte en 1989.

Cuando estás atravesando un duelo es importante tener quien te apoye y nadie mejor que tu familia, ¿verdad? Así que Denice comenzó a reunirse más con parientes que no había visto en mucho tiempo… incluyendo a Robert Kardashian, su primo.

Ya saben para donde va esto, ¿verdad?

El pastor Kenn Gulliksen, amigo de la peculiar ex pareja, dijo a Oppenheimer:

“Denice era muy buena y muy dulce. Robert había pasado por [el divorcio] y sentía que necesitaba volver a sus raíces. Denice era tanto hermosa como armenia”.

Agregó que apenas presentarlos, Robert le dijo que eran parientes. Literalmente se enorgullecía de que Damos Shakarian, un famosísimo empresario armenio, fuera familiar de ambos. No le veía nada de extraño a su relación.

Existe incluso una tarjeta de Navidad, enviada en 1995 a sus amigos, de parte de “La familia Kardashian: Robert y Denice”, con los nombres de Kourtney, Kim, Khloé y Rob debajo en un bordado de oro.

Sólo me puedo imaginar la cara de Kris al verla.

Robert aparentemente le “rogó” a Denice que se casaran, insistiendo que él podía hacerlo funcionar, pero Denice se negó y finalmente lo dejó por alguien con quien tenía menos grados de separación sanguínea.

Dominick Dunne, un escritor de Vanity Fair, describió el final de su relación como una escena de escándalo:

“Denice se llevó todos los muebles y la televisión. Después le dijo que se iba. Robert Kardashian le dijo a sus amigos, ‘le dije que tomara toda su mierda y se fuera’, pero ya sabiamos la verdad”.

Dicen que la fruta no cae muy lejos del árbol y suena como que Robert Kardashian hubiese encajado perfectamente en Keeping Up With The Kardashians, aunque sólo Dios sabe cómo hubieran crecido Kim y sus hermanos si su padre no hubiera fallecido de cáncer el 30 de septiembre del 2003.

¿Qué crees tú?

Compartir Esto:
Loading...

You Might Also Like