Historias

Esta terrible historia desmuestra que los monstruos viven bajo nuestro mismo techo

Loading...
Compartir Esto:

Siempre creemos que las personas malas que pueden lastimarnos o hacernos algún mal, son ajenas a nosotros, que se encuentran fuera de nuestro hogar y que no tienen ningún vínculo con nosotros, sin embargo, lamentablemente estamos en un total error pues las malas personas no se encuentran precisamente en callejones oscuros y sin salidas, los agresores y delincuentes pueden estar presentes en cualquier lugar, incluso, en nuestro propio hogar.

Debido a eso y para que todos tomaran conciencia, una madre decidió compartir su amarga experiencia, esperamos que lo que ella vivió te sirva para que seas más precavido(a) y desconfiado:

“Mi nombre es Susan y vivo en Dénver. Tengo una hija hermosa de 16 años. Las cosas no funcionaron con el papá de mi hija y luego de unos años decidí darme una oportunidad con un hombre al que conocí antes que a él, poco más de 20 años, mismo que tenía dos hijas, una de ellas más chica que la mía y la otra solo le llevaba por un año. Él fue oficial por un par de años. Parecía ser el hombre perfecto, muy apegado a la familia, con buenas amistades, trabajador, inteligente, con valores, y además, era romántico y detallista, realmente creí que había encontrado a mi otra mitad.

Salimos un par de años y después nos casamos. Un año después de vivir juntos, la policía me informó que el maldito enfermo había abusado de mi hija, ¡cómo era posible tanta crueldad! No podría creerlo pero desde el primer segundo apoyé a mi hija y decidí creerle a ella aun cuando él decía que era totalmente falso. Me divorcié de él y efectivamente las pruebas de ADN me demostraron que si lo había hecho .

Recibió lo que merecía; una sentencia por 10 años aunque eso es mínimo para mi comparado con el daño irreparable que le hizo a mi hija. Me pareció extraño enterarme de que la corte no le había notificado a su ex pareja madre de sus hijas lo ocurrido, así que no me quedé callada y me dirigí a ella para que estuviera al tanto de todo.

Como padres de familia debemos ser 100% desconfiados. Algunos monstruos se disfrazan de ángeles, se miran normales y es ahí cuando cometemos el gran error de poner en sus manos la seguridad e integridad de nuestros hijos. Es necesario que como madres solteras no perdamos de vista a nuestros hijos y a nuestra pareja, los pedófilos lamentablemente están a la orden del día. Cuando un niño te acuse un abuso ¡confía en él y actúa inmediatamente! Recuerda que cada segundo cuenta.

Many of you know what Hell the last year has been for my family. I ask that you share this short video. I believe we must not remain silent, and instead shine a light in this dark subject.

Posted by Catherine St. Germain on Friday, April 8, 2016

Muchas mujeres piensan que nunca les habrá de pasar (deseo de todo corazón que sea así) pero recuerda que 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 20 niños, sufren abuso y en su mayoría, por personas que están bajo su techo.

Madres: es necesario tener ojos incluso en la nuca y no poner a nadie por encima de nuestros hijos pues no hay nadie más valioso que ellos.”

No ignores la historia de Susan, COMPARTELA con tus amigos para que les sirva de reflexión a todos y así nunca pasen por una situación similar. Tomemos esto en cuenta para que jamás pasemos por una experiencia así. Y tú, ¿sabes con quién dejas a tus hijos?

No olvides dejar tu opinión y compartir no cuesta nada .

Compartir Esto:
Loading...

You Might Also Like