Loading...
Compartir Esto:

En el día de la boda, la vida de los recién casados cambió cardinalmente.

Todo comenzó cuando hace unos años el novio tuvo un accidente. No parecía ser algo grave lo que le paso, además a cualquiera le puede pasar algo así. Pensaban todos. Como dice el refrán: no hay mal que dure cien años. Pero, ¡ese no fue el problema! Aquí la historia no termino. Kevin desarrolló una distrofia simpático-refleja, lo que condujo a la amputación de su pierna.

A pesar de esto, Kevin nunca se quejó, se mostró optimista y consolaba a su futura esposa diciéndole que pudo haber sido peor.

 

 

 

La pareja se había enamorado a primera vista, y la novia no se avergonzaba de que su amado se moviera en una silla de ruedas. La pareja estaba muy ocupada con los preparativos y las tareas conjuntas de la boda. Kevin había decidido hacerle un regalo increíble a su futura esposa.

Cuando llego el día y la hora de la boda, los huéspedes se reunieron y la novia fue conducida al altar. Les piden a todos que se pongan de pie, ¡y Kevin también se levanta sobre sus pies! ¡La novia no pudo contener sus lágrimas de alegría, y no podía creer lo que sus ojos estaban viendo!

 

 

Kevin comenzó a preparar su sorpresa mucho antes de la boda: el visitaba a un terapeuta y a un ortopedista– protésico, aprendió a caminar, sufriendo un dolor insoportable. ¡Pero eso definitivamente, valió la pena!

¡Este increíble vídeo me ha sacado las lágrimas! ¡El mejor regalo de bodas para la novia!

Compartir Esto:
Loading...