Loading...
Compartir Esto:

Cómo mejorar la postura de la espalda con 3 sencillos ejercicios

851

Una postura de la espalda es esencial para mantener a ralla las lesiones, las molestias y los dolores. Una mala postura no solo se refleja en dolores de espalda, los hombros, las cervicales, la cadera y las rodillas forman parte de una estructura única, donde si falla una pieza se resienten las demás.

Pero mejorar la postura de la espalda no solo nos ofrece beneficios a nivel físico, está demostrado que una buena postura incremente el autoestima y la confianza en uno mismo, además, el resto te ve más atractivo y confiado.
Es por eso que los compañeros de unCOMO nos enseñan cómo mejorar la postura de la espalda mediante sencillo trucos y unos pocos ejercicios.
Antes de explicarte cómo mejorar la postura de la espalda es importante que tengas claros los beneficios que te va a reportar. Nuestra pose nos afecta tanto a nivel psicológico como a nivel físico, a continuación te explicamos los
beneficios:
descarga
Una buena postura nos permite mejorar la respiración, pues aumentamos la capacidad pulmonar y podemos inspirar más aire a cada bocanada.
– Como consecuencia del beneficio anterior, todo nuestro organismo es capaz de recibir más oxígeno, lo que se traduce en menos fatiga y cansancio.
descarga
– Desaparecen muchos dolores de espalda que te molestan constantemente y ya tienes interiorizados. La calidad de vida se ve aumentada.
– Una mala postura se refleja en unas cervicales cargadas y el dolor cervical se traduce en dolores de cabeza, Mejorando la postura puedes acabar con muchas cefaleas.
1-1
El método para corregir la postura de la espalda es integrar en tu día a día unos buenos hábitos. Al principio te va a parecer incómodo y antinatural, durante años has estado haciendo malas posturas, pero al final conseguirás adoptar una buena postura con total normalidad.
Para ello debes estar atento a tu propio cuerpo cada vez que andes, te detengas o estés sentado. Cada vez que notes que empiezas a encorvar la espalda, arquearte o dejar caer los hombres resitúate correctamente. Una buena postura debe tener:
– Espalda recta y erguida
– Hombros rectos
– Cabeza alta
– Pecho ligeramente hacia fuera
– Barriga ligeramente hacia dentro
La columna vertebral debe dibujar una recta, ni arquearse ni doblarse.
Estar pendiente de la propia postura es esencial, con el tiempo ya no será necesaria la autocorrección, pues ya llevaremos una buena postura desde el inicio. Un buen truco para pensar en tu postura es asociarla a un color concreto. Es decir, establecer un color (el rojo, por ejemplo) como recordatorio de tu postura, así cada vez que veas algo rojo o pienses en ese color te acordarás de corregir tu postura.
2-1
Hay un ejercicio mental que es muy útil a la hora de corregir la postura, se trata de imaginar que unas cuerdas nos atan al techo por los hombris y la cabeza, como si fueramos una marioneta. De esta forma logramos mantener la espalda recta, los hombros rectos y la cabeza erguida.
Los ejercicios son una parte indispensable para mejorar la postura de la espalda. Después de tantos años andando mal y sentándote peor, hay músculos de tu espalda que no tienen la fuerza suficiente para mantenerte erguido, de modo que hay que trabajarlo para que puedas lograr corregir tu postura corporal.
1 – El primero de los ejercicios para mejorar la postura de la espalda consta de dos fases que van conectadas y que sirven como adiestramiento para que tu espalda se fortalezca y aprenda a mantener la postura correcta.
De pie, con el torso erguido, debes hacer rotar tus brazos hacia delante por encima de tus hombros, de modo que los bíceps te pasen por al lado de las orejas. Al mismo tiempo que haces esto debes despegar del suelo los talones, aguantando tu peso con la punta de los pies.
Una vez los brazos estén arriba, en vez de bajarlos por delante los debes bajar suavemente por los lados, abriéndolos y extendiéndolos hasta que vuelvan a tu costado. A su vez, volverás a apoyar los talones al suelo, partiendo a la posición inicial.
descarga
2 – Otro ejercicio para corregir la postura de la espalda es el siguiente:
tumbados hacia abajo con el mentón tocando el suelo debemos tocarnos los hombros con las manos. Para hacerlo debemos girar hacia atrás y hacia fuera los brazos mientras, a la vez, levantamos ligeramente la cabeza y la zona alta de la espalda. Una vez en esta posición debemos permanecer 10 segundos y volver a la posición inicial.
images-100
3 – En este ejercicio para mejorar la postura de la espalda vuelves a partir de una posición erguida, eso sí, de seguida debes inclinar tu torso hacia delante. La postura resultante es parecida a la de un muñeco al que se le han agotado las pilas, con los brazos mirando hacia abajo, la cabeza colgando, los hombros caídos y la espalda ligeramente arqueada.
Levanta los brazos lentamente por los lados, simulando el aleteo de unas alas, a la vez que levantas suavemente el mentón y la cabeza. Cuando llegues al máximo, mantén esa postura durante 10 segundos y vuelve a bajar los brazos con suavidad.
images
En línea general, cualquier ejercicio que haga trabajar los músculos de la espalda y los abdominales será bueno para ayudarte a mantener una buena postura de espalda. Estos dos grupos musculares son los encargados de mantener erguido tu torso, de forma que si están correctamente tonificados van a descargar tu columna de un gran peso y te van a permitir andar, sentarte o hacer cualquier actividad de forma correcta.
Hoy en día muchos de nosotros tenemos trabajos o actividades académicas que nos obligan a permanecer sentados durante muchas horas. Si durante este tiempo tenemos una mala postura los dolores de espalda y una mala postura en general nos van a perseguir el resto del día.
Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar
Compartir Esto:
Loading...