Loading...
Compartir Esto:

Nuestro pelo es la única parte del cuerpo con la que podemos jugar cómo se nos dé la gana. Tenemos libertad creativa para hacer todo lo que queramos con él y si no nos gusta cómo se termina viendo no importa, siempre crece.

A algunos nos gusta cambiar el largo y otros, más audaces, se los pintan de tantos colores como hay en el arcoiris. Si eres del segundo grupo sabes que el color es el paso final de un proceso complicado y en el que debes tener mucho cuidado.

Si tienes el pelo oscuro y lo quieres rosa pastel, por ejemplo, tienes que decolorarlo antes, pero si no lo haces con cuidado puedes terminar viviendo una pesadilla como la de esta chica.

Los profesionales cuestan más caro que decolorarte el cabello en tu casa, pero si es tu primera vez puede que sea tu mejor opción. Sin embargo, si de todas formas lo vas a intentar te damos algunos tips para que puedas hacerlo sin dañar tu cabello.

Conoce tu tipo de cabello

El producto funciona distinto dependiendo de tu tipo de cabello. El pelo fino necesita menos tiempo y es más propenso a romperse que el grueso.

También si eres rubia puede demorar menos y te va a quedar blanco, pero si, por el contrario, tienes el pelo oscuro te puede quedar de un tono naranja y eso es normal.

Cuando más oscuro es el pelo más cuesta aclararlo, lo importante es no ponerse demasiado producto ni dejarlo actuar mucho tiempo, sino puede pasarte como a la chica del video.

Paciencia

Decolorar el cabello no es cuestión de horas. Especialmente si tienes pelo oscuro necesitarás más de una sesión para tenerlo rubio, pero no te dejes llevar por la desesperación y deja pasar un par de días (o semanas) entre sesiones para que tu pelo se recupere.

 

Cuidados naturales

Lo último que necesita tu cabello son más químicos encima, por eso los profesionales recomiendan utilizar shampoo libre de sulfato. Este tipo de productos mantiene los aceites naturales del cabello y, a diferencia de los otros, no te lo resecan.

Son un poco más caros que la variedad que puedes encontrar en un supermercado y no todas las marcas los venden, pero es una inversión que vale la pena hacer si quieres mantener tu pelo sano y reluciente.

Remedios caseros

El aceite de coco es el superalimento que está por todas partes. Desde que se puso de moda lo puedes encontrar en cuanto blog haya y todos juran que es el remedio a todos sus problemas. Y en este caso puede ser que sea cierto.

Para hidratar tu cabello de forma natural puedes ponerte aceite de coco en el cabello por la noche, cubrirlo, irte a dormir y al otro día aclararte el cabello sin miedo de que pierda su brillo.

A la hora de hacer cualquier cosa con tu cabello que pueda tener consecuencias serias como la caída o resequedad es mejor ir con un profesional capacitado. Pero si no quieres (o no puedes) mantén estos tips en tu mente a la hora de aventurarte y cambiarle el color a tu pelo.

Compartir Esto:
Loading...