Loading...
Compartir Esto:

Lo que tenía en el rostro era algo mucho peor.

La historia de Katie Wright ha cobrado gran relevancia en redes sociales, luego de que la joven contara el peligro que corrió su vida al intentar reventar una enorme espinilla que le ocasionaba un tormentoso dolor.

 

 

Después de percatarse de la incómoda protuberancia en la zona ’T’ de su rostro, Katie optó por exprimirla como si se tratara de un barro casual, sin embargo, lo único que provocó fue que su cara se inflamara hasta deformarse.

Preocupada acudió al hospital donde después de una exhaustiva revisión, los médicos le dieron una terrible notica: se trataba de una peligrosa infección causada por una bacteria probablemente presente en una brocha para maquillaje de cejas.

 

Por fortuna, Wright acudió a tiempo al hospital pues según el médico, de haber tardado más, el parásito pudo haberse propagado por todo su rostro con consecuencias fatales, incluso, la muerte.

El descuido de Katie Wright no sólo la dejó con una severa marca sino también con la deuda de los gastos médicos, por la que ahora pide apoyo en Go Found Me para cubrir con la cuenta del hospital.

 

Compartir Esto:
Loading...