Belleza y algo mas

Así luce hoy la mujer más operada de la historia. Todos mueren por ella

Loading...
Compartir Esto:

Una simple pregunta: ¿hasta dónde llegarías para obtener el cuerpo perfecto? Estamos saturados de imágenes hermosas de nuestros modelos y/o actores favoritos, y todos quisiéramos ser como ellos o ellas. Así soñaba Jennifer Pamplona, modelo brasileña famosa por haber desfilado en pasarelas de Versace, quien fue víctima de “bullying” por la sencilla razón de ser demasiado flaca. A los 17 años se operó los senos; fue una de sus primeras cirugías. Así es: mientras tú tal vez pensabas en comprar una blusa, ella escogía su nueva talla de brassiere.

“Mis médicos me preguntaron si tenía yo miedo a morir por culpa de las cirugías pero, en mi opinión, en caso de que esto hubiera sucedido habría muerto feliz y bella. Antes, cuando me miraba al espejo, lo único en lo que podía pensar era que me hacía falta aumentar mis nalgas. Ahora soy más feliz”, dijo Jennifer a The New York Post.

Ha gastado más de 470,000 dólares en su apariencia y ganó el título“Susie Doll”. Diferentes cirujanos se han negado a practicarle más cirugías, pues se ha realizado aumento de pómulos, relleno de glúteos, varias rinoplastias y -la más dolorosa de todas- extracción de costillas, esto para dar aspecto más curvilíneo a su figura. Jennifer ha mencionado que su sueño es parecerse a Kim Kardashian.

Incluso se le llegó a relacionar con Celso Santebañes, con quien compartía su obsesión por las cirugías y era muy conocido en Brasil como “el Ken humano”. Lamentablemente éste falleció víctima de leucemia en el año 2015, con tan sólo 21 años de edad. La partida de Celso dejó devastada a Jennifer y le causó aún mayor obsesión por las cirugías, ya que el joven deseaba que se convirtiera en su Barbie personal.

No cabe duda de todo el dolor físico y emocional que Jennifer ha sufrido a lo largo de su vida. Tanta es su obsesión por la perfección, que no le importa morir en el proceso, con tal de tener el cuerpo ideal. Te propongo que conviertas a Jennifer en una reflexión personal: ¿vale la pena soportar el dolor o inclusive morir en el intento de lograr el cuerpo “perfecto”? Comparte este pensamiento con las “Jennifer” que te rodean.

Compartir Esto:
Loading...

You Might Also Like