Curiosidades

¡9 Pruebas de cómo nos engañan todos los días por todos lados!

Loading...
Compartir Esto:

No paran de mentirnos en cualquier aspecto de la vida. Lo principal, y que casi todo el mundo acepta tácitamente, es la publicidad. Para intentar vendernos cualquier cosa, los creativos de las empresas inventan campañas llenas de triquiñuelas que a menudo son flagrantemente engañosas. Pero las mentiras no sólo se limitan al mundo publicitario, ocurre en todos los aspectos, tan evidentes como en la política, como todo sabemos. Sin más te dejamos 9 imágenes que prueban que no dejan de estafarnos día a día y por doquiera.

1. Aquí hay un claro ejemplo de que no podemos fiarnos ni de los utensilios electrónicos. 2+2 no son 5, por mucho que nos intenten hacer creer eso los partidos políticos. Muchas veces hacemos cuentas muy simples, únicamente para comprobar si estamos en lo cierto… esperemos que en el caso de esta imagen no se haya creído lo que indicaba la calculadora…

2. De ahora en adelante, quizás tengas que tener un poco de más cuidado a la hora de comprar congelados en los supermercados. Y es que, aunque no lo parezca, muchas empresas le añaden el peso del agua a los alimentos, consiguiendo un porcentaje extra, que tendremos que pagar después. En la imagen podemos ver como existe una diferencia entre el peso que indica la bolsa y el peso real de las gambas…

3. A veces, las promociones de dos por uno no son realmente ofertas, ni mucho menos. Aquí podemos ver un claro caso de cómo utilizan estos elementos publicitarios para hacernos adquirir más cosas, sin que la calidad del producto sea la adecuada. Por suerte, existen muchas asociaciones de consumidores que defienden los derechos de los clientes, y a las que podemos acudir si creemos que nos han estafado. ¿Te ha ocurrido algo así?

4. Pero no, no sólo es en la publicidad donde tratan de ocultarnos la verdad, como ya explicamos en la introducción. Las redes sociales es otro de los lugares en los que las falacias y los montajes no paran de fluir sin remedio. En el caso de la fotografía, una chica pretendía alardear de haber estado en un evento deportivo muy importante. Seguramente muchos llegaron a envidiarla. La verdad que es bastante gracioso el resultado que consiguen de manera tan sencilla…

5. Seguimos con la falsedad que inunda a los medios de comunicación cibernéticos. En este caso, se trata de las mujeres que aparecen en la famosa aplicación para móviles Instagram. En la imagen podemos ver la diferencia entre la apariencia de modelo que luce un provocador atuendo en las redes y como aparenta la chica en la realidad. ¿Miles de filtros?, ¿diferentes chicas? No sabemos aún las respuestas a estas cuestiones, pero la imagen es

6. Uno de los secretos mejor guardado en las redes, es la realización de la selfie perfecta. Detrás de una instantánea de esta índole a la que no paran de lloverle likes en la red, hay cientos de fotografías desechadas, acumuladas tras un tortuoso proceso en el que las mujeres, o los hombres, no se han quedado satisfechos con casi ninguna. La de la derecha sería la contraposición de la perfecta imagen de la izquierda.

7. Esto no es considerado realmente un engaño, al menos por las mujeres. Muchos hombres se sorprenden de con quién han estado durmiendo a la mañana siguiente, todo es culpa del maquillaje, y de las maestras de él. Alguien como la chica de la foto puede hacer maravillas con las cremas y las pomadas cosméticas. No obstante, hay que decir que ella no tiene un aspecto malo cuando no se encuentra “pintada”.

8. De vuelta a los alimentos que consumimos, presentamos una lata de jugo de fruta que se contradice a sí misma en el mismo envase. Sin duda puede ser un fallo a la hora de la producción, pero lo más seguro es que la lata sólo posea un 27% de jugo de fruta, y no un 100% como dice en la parte superior de la imagen. Hoy día hay prestar mucha atención cuando estamos en los supermercados… ¡No dejes que te mientan más!

9. Por último, presentamos otro caso de falacias dentro de los supermercados. Aquí también se contradicen, lo que parece una llamativa oferta, es más bien un caso de publicidad engañosa, en la que más de un despistado habrá caído más de una vez. Una diferencia que no es muy grande, pero que sin duda hace que las grandes superficies se aprovechen de nosotros y ganen grandes sumas a nuestra costa.

Compartir Esto:
Loading...

You Might Also Like