Loading...
Compartir Esto:

Cultivar buenos hábitos cuesta más de lo que imaginamos porque, claro, los malos hábitos no suponen esfuerzos y son más ricos.

estos 6 consejos que te permitirán cultivar un nuevo hábito de forma sencilla, sin correr el riesgo de abandonarlo a cada rato.

1. Descubre por qué quieres cultivar ese hábito y en qué te beneficia

Si no tienes una razón clara, será más difícil que suceda. Identifica los motivos por los que deseas cultivar ese hábito. Piensa en lo que conseguirás al hacerlo parte de tu vida.

2. Ponte a prueba durante sólo 21 días

Pensar en cultivar un hábito que nos resulta tedioso durante toda la vida suena abrumador. Pero, ¿qué tal si lo intentamos sólo por 21 días?

21 días es el tiempo que toma hacer o romper un nuevo hábito. Una vez que el nuevo hábito se cultive con éxito al final de los 21 días, es más fácil seguir haciéndolo.

3. Reserva un lugar en tu agenda para el nuevo hábito

Si el hábito no figura en tu agenda, es probable que lo dejes para el final del día cuando ya no puedas más del cansancio. Pero, si está en tu agenda, lo recordarás cada vez que veas el calendario, y sabrás también que no debes programar otras actividades para ese tiempo.

4. Identifica las conductas que no te ayudan a cultivar el nuevo hábito

Una de las razones por las cuales puede ser difícil cultivar un nuevo hábito son las conductas que no permiten reforzarlo. Por ejemplo, si quieres empezar a despertarte temprano pero te acuestas muy tarde te será más difícil cumplir con lo que te propones.

Identifica y cambia las conductas que no te ayudan a cultivarlo.

5. Anticípate a los problemas que puedan surgir

Es normal encontrarse con obstáculos cuando intentas cultivar un nuevo hábito. Una reunión familiar cuando hace días que empezaste la dieta, unos cuantos días de lluvia cuando recién iniciaste tu rutina de ejercicios diarios en exteriores.

La clave está en adelantarse a los problemas y encontrar una solución de antemano, de esta forma sabrás qué hacer cuando los obstáculos aparezcan.

6. Haz un seguimiento de tus hábitos

Realizar un seguimiento de tus hábitos te motivará para seguir adelante, ya que es una forma de rendición de cuentas hacia ti mismo.

Anota el hábito en 21 días del calendario. Una vez completado el hábito durante el día, ponle una marca al lado con un color que te permita identificarlo. Así, sin darte cuenta, el hábito será parte de tu rutina.

Compartir Esto:
Loading...