Loading...
Compartir Esto:

En nuestro planeta existen miles de fenómenos muy interesantes que suceden a diario; la naturaleza es perfecta. Pero hoy queremos hablarte de una maravilla que nos permite observar dos paisajes distintos en un mismo lugar. ¿La causa?: La marea.

¿Pero en qué consiste este fenómeno? Es el cambio del nivel del mar, producido por las fuerzas de atracción que el Sol y la Luna ejercen sobre la Tierra. En estos casos, gracias a los cambios en la marea podemos apreciar dos increíbles espectáculos al día, hermosos y a la vez realmente peligrosos. Aquí algunos de los mejores ejemplos:

1. Monte Saint-Michel, Normandía, Francia

Es uno de los destinos favoritos de turistas y residentes. De hecho en 1979 entró en la lista del Patrimonio de la Humanidad, de laUNESCO. Durante siglos estuvo limitado el acceso a la pequeña isla por vía terrestre, porque la marea cubre la bahía hasta 15 metros de altura dos veces al día.

¡El escenario cambia por completo!

2. Manjuyod, en Filipinas

Se encuentra en la región Negros Oriental, de Filipinas, y son 10 mil kilómetros cuadrados de arena blanca, algo así como un desierto. Sin embargo, a unas personas se les ocurrió construir unas cabañas en medio, sin pensar que se convertirían en uno de los principales atractivos turísticos de la región, porque cuando sube la marea quedan totalmente rodeadas por el agua cristalina.

¡Hermoso!

3. Paso del Gois, Francia

La peculiaridad de esta carretera de 4 kilómetros, situada enBourgneuf, es que queda completamente intransitable dos veces al día, en la mañana y en la tarde. De hecho es considerada una de las vialidades más peligrosas del mundo.

Cuando sube la marea alcanza una altura de 4 metros. ¡Hasta hay postes para que te refugies en caso de quedar atrapado!

4. Playa de Las Catedrales, en Lugo

También conocida como “Playa de las Aguas Aantas”, se encuentra en el municipio gallego de Ribadeo, en la costa de Lugo, España, y ha sido declarada la cuarta mejor playa de Europa. Es famosa por sus enormes acantilados que tienen el aspecto de catedrales.

Cuando la marea baja, puedes pasar por debajo de los arcos que miden 30 metros de altura y recorrer el laberinto de más de 1,400 metros, y al subir, el aspecto que da es impresionante y hermoso. Desde 2015 se puede acceder a ella solamente mediante una cita.

5. Los jinetes del Apocalipsis, Inglaterra

Son esculturas del artista británico Jason deCaires, ubicadas en el río Támesis.  Se les considera representativas porque buscan sensibilizar sobre el cambio climático. Con 4 metros de altura, sólo son visibles completamente dos horas al día; después, cuando la marea va subiendo, quedan cubiertas en su totalidad. Eso dio lugar a que se convirtieran en arrecifes artificiales.

Al mar definitivamente hay que tenerle respeto. Es asombroso el espectáculo, pero no quisiéramos estar ahí cuando sube la marea.¿Te atreverías a visitar uno de estos sitios?

Compartir Esto:
Loading...