Loading...
Compartir Esto:

Todas sabemos lo difícil que puede ser vestirse para eventos formales, como las bodas. Prácticamente terminas haciendo milagros entre vestido, zapatos y abrigo que logren no hacerte gastar demasiado tiempo y dinero.

Cuando te invitan a una boda tienes cierta responsabilidad de ir “de gala” para no romper la atmósfera de “etiqueta” en el evento. Por lo que tenemos una guia de estilo con cosas que debes evitar usar en una boda.

1. Un vestido blanco y liso

¿Si no es tu boda por qué te tendrías que ver como la novia? No tiene sentido. Y esto no significa que no puedas usar ninguna manifestación de blanco en una boda -accesorios en blanco o estampados están bien-, sólo mantente al margen con ese color si no deseas miradas de odio de los familiares y amigos de la novia.

2. Cualquier tipo de suéter o sudadera

Ropa de deporte y suéteres tejidos jamás deberían aparecer en una boda, simplemente no es apropiado, ni siquiera en “pequeñas cantidades”. Incluso si tienes frío y “tu vestido no tiene mangas”. Digamos que ninguna novia paga a un fotógrafo para después ver entre sus invitados a una chica con una sudadera puesta, simplemente es una gran falta de respeto a la formalidad del evento.

3. Cualquier prenda que exponga tu sostén

Realmente no hay nada malo con que se vea un bra, no es una razón para criticar. Sin embargo, no importa que tan “casual” pueda llegar a parecer una boda, es mejor demostrar clase y poner atención ingeniando maneras de esconder esos pequeños detalles. Te verás mucho más linda y además segura de ti misma si no enseñas media copa o el tirante de tu sostén.

4. Un maquillaje exagerado

En cualquier otro día y para otro tipo de eventos -una noche de antro o una fiesta con tus amigas- es totalmente genial que quieras intentar probar nuevos looks y estilos de maquillaje; pero para una boda es preferible mantenerlo “clásico” y con sobriedad.

5. Evita los estampados de leopardo

De verdad, a menos que estés acudiendo a una boda tématica de África y Safaris, el animal print es de las peores elecciones que puedes tomar. Entiende que ese día se trata de todo menos de ti, y un vestido estampado de leopardo es “demasiado”. Recuerda la regla de oro de sofisticación: “menos es más”.

6. Calzado “patas de gallo”

El calzado prohibido en un evento formal siempre serán las chanclas o alpargatas estilo “pata de gallo” que todas usamos para la playa, o peor, salir de la ducha. Sin embargo, ninguna chica está obligada a usar tacones en una boda si no quiere; unas sandalias lindas y con algo más de estilo que no descubran tanto tus pies, podrían ser una mejor opción.

7. Pantalones de mezclilla

Aunque te sientas linda y cómoda en unos jeans bien ajustados, sin agujeros y no tan deslavados, hay gente a la que aún así le seguirá pareciendo una elección algo informal. Hacer que la mezclilla -en jeans, camisa o chaqueta- funcione para una boda será muy complicado, y como recomendación es mucho mejor descartarlo de tus opciones.

8. De pies a cabeza en negro

De arriba a abajo en color negro sin un sólo accesorio que le dé algo de color y vida a tu look es una elección algo sombría. Recuerda que estás en una boda y no un funeral, así que es mejor reconsiderar todas las opciones posibles.

9. Exagerar con los detalles sexis

Exagerar tu lado sexy para una boda simplemente no es de buen gusto por respeto al evento y los invitados. Creemos que podrás encontrar otros elementos de sensualidad mucho más apropiados para un evento así de formal.

10. Colores neón

Piensa en este ejemplo: la novia no podrá elegir una foto grupal sin dejar de poner los ojos en “la chica de vestido brillante”. Bastante nefasto, ¿no? Aunque los colores neón son totalmente lindos y divertidos, tal vez para otras ocasiones funcionen más, pero para el “día más importante” de una pareja, lo menos que quieres es ser tú el centro de atención.

11. Vestidos brillantes y con piedras

Eres una invitada más a la boda, no una bola disco ni es tu graduación; por sólo esta simple razón, los vestidos entallados con piedras y brillos no son una opción favorecedora. Asegúrate de usar el brillo como elemento en accesorios y calzado; pero no como un look completo, pues al final si te miras desde lejos, resultará “demasiado”.

Compartir Esto:
Loading...